5.29.2009

Los fantasmas

Estas noches he soñado con fantasmas. No con personas que han muerto, si no personas que han salido de mi vida, hay un muchacho, un tanto afeminado, que en mis sueños se ha vuelto una mujer, y muy bonita, hay una chica que quería ser actriz, y la he soñado ya mayor, entrada en años y en carnes, pero con un aire señorial del que carece en la vida real, ataviada con un agradable vestido veraniego de color amarillo, muy apropiado para pasear por la costa azul, de unos 50 años atrás. También he soñado con el fin del mundo varias veces, muy parecido al de las películas de la serie B de los tiempos de la guerra fría, con virus letales, o invasiones de cuerpos, como esas películas de zombies que no parecían de zombies, porque éstos usaban corbata y no comían cerebros.
Me he preguntado el porqué de estos sueños apocalípticos, el porqué de la presencia en mis fantasías nocturnas, de seres en los que despierto rara vez pienso, y con los que sé que perdí todo nexo. Me resulta curioso que no estoy en el momento más triste de mi vida, ni tampoco en el más feliz, que estoy, en cualquier caso, escribiendo una historia triste, y que a veces pienso que cuando la termine tendré que escribir otra un poco más alegre, o tal vez, no volver a escribir ninguna, luego dejo de divagar y sigo escribiendo.
Pero hay una cosa que es cierta, y es que estoy muy lejos de casa.

1 comentarios:

byron dijo...

home Diego, que bueno este post, excelente.

Saludos